Home

Mientras le daba vueltas a una idea sobre la sinergia negativa como continuación del post de Ana, me puse a hojear un rato la prensa digital y me llamó la atención el titular del periódico Público sobre su solicitud de concurso voluntario de acreedores. Público.es es uno de los periódicos digitales que tengo añadidos a mi barra de favoritos, pero no es el único.

La libertad y disponibilidad de prensa digital es uno de los privilegios de Internet que más me gustan, antes cuando iba al quiosco y hojeaba las portadas de la prensa impresa había veces que no me decidía por un periódico en concreto, bien porque me interesaba la información más local de uno, o porque prefería las columnas de opinión del otro, pero sabía que no iba a tener tiempo de leerme los dos. Ahora solo hay que teclear un poco para tener a nuestra disposición gratis y sin mancharnos de tinta toda la información posible de cualquier color y orientación.

Aunque coherentemente con mi ideología prefiero la prensa con una línea editorial progresista no dudo en entrar en otros de pensamiento conservador si la noticia o el enfoque me parece interesante, o simplemente para cotejar, incluso para sorprenderme. Ya hemos hablado anteriormente de la objetividad y la subjetividad en este blog, y dado que creo la verdad absoluta no existe, respeto cualquier opinión y enfoque esgrimido con educación, excepto el periodismo que insulta, no me parece serio, da igual que sea escrito, radiado o televisado, en ese momento ya no es información, es espectáculo.

Por eso, siempre me parece triste el cierre de un medio de información, y en estos momentos es una mala noticia simplemente la posibilidad de cierre de una empresa con 160 trabajadores.

El caso es que mientras me informaba tanto en la editorial del propio periódico como en otros de la competencia sobre los motivos de la quiebra saltaban tanto en Twitter como en Facebook comentarios insultantes sobre los “rojos/progres” que dirigen “ese panfleto” y que han cobrado millones de euros y se compran coches de lujo mientras dejan hundirse su empresa.

Ignacio Escolar, columnista de ese periódico, ante algún que otro comentario sobre su supuesto automóvil deportivo, comentaba que el único Jaguar que tiene es su bajo eléctrico Fender Jaguar Bass. No creo que tuviera necesidad de justificarse, aunque no sea su caso, nunca he entendido esa ignorancia supina de algunos conservadores para quienes si ya es pecado ser de izquierdas, lo de tener dinero es completamente imperdonable.

Y aunque todo esto no tenga mucho que ver con la sinergia negativa, me ha parecido tan destructivo que no he podido evitar saltarme el tema.

Anuncios

3 pensamientos en “Deportivos y otros felinos

  1. Es triste el cierre de cualquier tipo de empresa que envía a la calle a decenas de trabajadores, en medios de prensa es triste también por lo que significa en cuanto a puntos de vista diferentes sobre las noticias que se pierden, pero lo que quizá hay que plantearse es ese acceso gratuito que a todos nos gusta a noticias que se elaboran por gente que vive de ello. Hay periódicos digitales que se financian con suscripciones, los que no lo hacen dependen de sus ediciones escritas (cada vez menos solicitadas) o de la publicidad y donativos y el sistema empieza a no ser justo, por cuanto ha dejado de ser sostenible.

    Es verdad en que hemos llegado a una situación en la que nos parece sangrante el que alguien se enriquezca y ya da igual el método y hay mucha mala baba repartida pero ni de lejos creo que venga sólo del lado conservador. Lo que sí creo es que llevamos décadas en las que hemos considerado una victoria de la clase obrera el que gente de izquierdas se enriqueciera, ahora ya creo debíamos olvidarnos de la tendencia política (que los mismos políticos de todos los bandos parecen olvidar muy frecuentemente) e intentar objetivar lo que cada uno hace. Tan mala me parece la falta de objetividad de publico, como la del abc, el país, la razón o … porque me cuesta mucho encontrar un periódico al que no se le note la tendencia y ni siquiera en cuanto al concurso de acreedores logro averiguar cuales pueden ser las causas reales porque son muy diferentes según quién las cuente.

    No sé si Ignacio Escolar tiene o no un Jaguar, pero pensar que si cierra una cabecera de izquierdas es porque tienen el mundo en contra y si cierra cualquier empresa supuestamente caplitalista es porque los gestores lo han hecho mal y no les preocupa la vida de sus trabajadores me parece que es seguir alargando un punto de vista muy poco realista.

    Yo aspiro a una prensa independiente, y me parece difícil si no se sostiene, como cualquier otra empresa, con el pago del precio por su trabajo.

    Buff, más largo que mis posts me ha salido el comentario, pero es que a mi no me toca hablar hasta el lunes… Sorry 🙂

    • Sobre la falta de objetividad es que no creo que exista ningun medio completamente objetivo, las noticias las observan, interpretan, analizan y exponen personas con puntos de vista distintos. Eso no me parece mal, cierta subjetividad es normal como ya hemos hablado otras veces, lo que no me gusta es la manipulación de la información, sea del signo que sea.
      Y si, quizás tengas razón y seria necesario algún modo de suscripción para que la prensa digital se pueda sostener, porque los periódicos impresos creo que van a tender a desaparecer, hace poco cerró también ADN debido al bajón en publicidad.
      Y si que te has explayado si 😉 (que si necesitas mas dias ya lo hablamos…). 🙂

  2. Para quienes no tienen mejores argumentos se inventaron las falacias y la demagogia… cada cual se define… y elige ser constructivo o destructivo, como dices tú en este último caso.

Los comentarios están cerrados.