Home

Esta mañana oí en la radio que hay un músico, que ha sido telonero de algún otro músico más afamado, que por la mañana trabaja en otra cosa muy diferente, mientras que por la noche se dedica a la música. Ponían también el ejemplo del máximo goleador del Mirandés (equipo de segunda división B que ha llegado a las semifinales de la Copa del Rey de fútbol) que por la mañana es director de una sucursal bancaria. Y, con estos ejemplos, pedían a sus oyentes que proporcionaran algún otro ejemplo de gente con “doble vida”.

Decía Patricia el viernes que “no somos iguales con unas personas que con otras”, y yo entiendo que eso entra dentro de la normalidad. No somos iguales con unas personas que con otras y tampoco quizá somos iguales cuando hacemos cosas diferentes, pero lo que no entiendo es que a ese hacer cosas diferentes y perfectamente compatibles se le llame tener doble vida. ¿Es doble vida leer en los ratos libres? ¿Es doble vida escribir? ¿Es doble vida hacer deporte con tus amigos? ¿Doble vida cantar o tocar en un grupo? ¿Y si lees, escribes, haces deporte y tocas la batería, por ejemplo,además de trabajar en lo que te toca y cuidar a tus ascendientes o descendientes … tienes vidas quíntuples? … ¿o sextuples?.

Por lo que oía en la radio nos parece sorprendente que un Director de Banco juegue al fútbol o que otro profesional (lo siento pero no me acuerdo de qué) esté a su vez apasionado por la música y aproveche para tocar en cualquier momento que pueda. Llegué a mi destino antes de conocer qué otras dobles vidas presentaban los oyentes, pero me gustaría haber escuchado un pelín más por ver si alguien entendía lo de doble vida de otra manera, como yo. Porque a mí no me parece doble, ni triple, ni cuádruple vida la de alguien que hace dos, tres o decenas de cosas diferentes sin ocultarlas, sin engañar y sin buscar ser alguien que no es. Simplemente siendo un alguien variado, o incluso complejo, con varios intereses.

Sí me parece doble vida la de alguien que engaña, que se muestra de forma diferente a lo que es, que vive una vida que no quiere vivir y escapa por otra vía, “otra vida”, sin ser él mismo en todas o, a veces, en ninguna.

Si haces muchas cosas sigues teniendo una única vida, completita eso sí, pero sólo una. Con sólo una que hagas, si no está de acuerdo con lo que tú eres o quieres y tienes que esconderla… esa sí, esa sí es doble, lo mas seguro es que sea la vida doble de la que te gustaría tener.

Anuncios

4 pensamientos en “Doble vida

  1. Esa es la diferencia, vivir una vida completa que los demás conocen o vivir a escondidas, engañar y montarte otra vida paralela. Siempre me ha sorprendido esos hombres que tenían dos (o mas) familias dispersas por el pais. Si ya es difícil llevarse bien con una… 🙂

    • Sí, esos son los profesionales de la doble vida, pero a los pobres el huir para descansar de una familia les hacía caer en otra. Llevaban su cruz también. 😉

  2. Muy interesante la observación. Ana. Hay detalles que marcan la diferencia. La diferencia entre una sola vida y una doble la marca precisamente eso, el secreto. Qué bueno.

    • Las grandes diferencias casi siempre se notan en los detalles, algunos muy gordos, pero detalles al fin. Supongo también lo he escrito para autoafirmarme en que yo no llevo varias vidas, sólo una, aunque a veces peque de intensita. 🙂

Los comentarios están cerrados.