Home

Cuando alguien lea este circuncentro ya será quince eme. Un año después del inicio del movimiento son múltiples los foros en los que se hace balance y esta Línea de Euler, por merced de Patricia, no iba  a ser menos. Se planteaba Patricia el viernes si las aspiraciones del movimiento eran o no una utopía pero consideraba ya que se estaban dando pasos para la consecución de lo utópico.

Es seguro que sí. No tanto porque los pasos dados sean acertados o no, sino porque se han dado. Y me explico: todos los cuerpos, vidas y grupos tienden a conservar su forma, su estado, su estatus. Hay una propiedad en ellos, eso que llaman inercia, que les impulsa a no introducir cambios en su estado o su forma si no es por la acción de una fuerza.

El movimiento del año pasado pareció diluirse en pequeñas asambleas difuminadas por los barrios de nuestras ciudades sin poder de decisión. Quizá por falta de líderes o por exagerada amplitud en las propuestas, o por la poca concreción de algunas, o por la exagerada concreción de otras, por los comportamientos violentos de unos cuantos, por el complejo traspaso de las propuestas ciudadanas a las asambleas legislativas, por la acción policial, por… por múltiples causas pareció que el movimiento se quedaba en un bluff. Pareció.

La realidad es que, pequeño o grande, nuestro estado de las cosas recibió un empujón. Y en eso de romper la inercia, la fuerza del empujón lo único que marca es el tiempo en el que los cambios vayan a producirse, la velocidad de cambio, pero siendo empujón (pequeño o grande) el cambio es seguro.

La inercia es una propiedad peligrosa cuando se alarga mucho, en las vidas y en las sociedades. De vez en cuando hace falta un empujón, que permita ver las cosas desde otro punto de vista, para producir un cambio que permita una evolución.

No sé lo que dirán en unos años los libros de historia del quince eme, quizá no se llenen muchas páginas con ello. Pero si toda evolución necesita un comienzo y toda inercia un empujón, nuestra sociedad ya ha recibido el suyo. A ver si lo aprovecha.

Anuncios