Home

Terminaron las fiestas de Halloween, de Todos los Santos y de los difuntos, todo en un fin de semana. Celebración de estar vivos, dice Carmen. Buen punto de vista.

Celebrando esa vida que, cómo dice Dani Martín… es bonita.

Bonita a veces en sentido irónico, bonita otras en el más literal de los sentidos. Celebrable en cualquier caso.

Ayer estuve en el cine viendo la peli Capitán Phillips y esta vez yo sabía que estaba basada en hechos reales pero no conocía esos hechos así que iba de nuevas. La peli te mantiene en vilo durante todo el metraje y, sin destripar el final, algo que queda claro desde el momento en el que suben los piratas al buque es que lo prioritario es salvar las vidas de todos, los objetivos de marinos y piratas es sobrevivir al incidente.

Es celebrable pasar por una situación difícil y salir airoso. Pero tanto más deseable será no tener que enfrentarse a ellas, digo yo. Así que en noches de Halloween, en días de difuntos, en un lunes corriente (como hoy, por ejemplo), en una noche de jueves con un conviviente tosiendo, en los mediodías largos, en las horas de espera, y, con más razón, en esos momentos normales, rutinarios, en los que no pasa nada, no deberíamos privarnos de celebrar la vida, de celebrar que estamos vivos o, como decíamos un día una amiga y yo, de celebrar que, por mal que estemos, al menos no estamos enterrados bajo el desierto iraquí como aquélla otra peli… que no fui capaz de ver.

                                                                                buried-poster

Anuncios

Un pensamiento en “Puestos a celebrar…

  1. Pues fijate, yo creia que sería más angustiosa, pero no, me gustó. Eso si, ahora mismo no te sabría decir si acaba bien o mal, estoy fatal de la memoria 😦

Los comentarios están cerrados.