Home

Después de que Carmen hablara de la globalización, y siendo como es San Valentín, no puedo por menos que hablar de esta celebración de hoy. Lo que se ha globalizado no es la celebración del amor, -el amor se ha celebrado siempre, con o sin día al efecto- sino la forma de hacerlo.

Antes, en general, cualquier fiesta se celebraba comiendo y bebiendo. Ahora también comprando.  No quiero decir con esto que los regalos no molen. Pero igual que no es necesario comer para celebrar, no es necesario regalar para celebrar, y tampoco es necesario comprar para regalar, y es que a fuerza de costumbre hemos terminado estableciendo unas asociaciones de lo más absurdas, y en muchos casos, vacías de contenido.

El mejor homenaje que se le puede hacer al amor es amar. Celebrar la vida viviendo y el amor amando. Y ambos necesitan, algunas veces, tiempo y dedicación exclusiva. Con o sin bombones, tarjetas horteras, y demás declaraciones prefabricadas.

Vivan las celebraciones, y vivan las sesiones de notele, nocine, noserie, nofutbol, nomóvil, notablet, nofacebook, notwitter, noniños, noideas, sí tú. Sólo tú.

Dejo un pequeño homenaje gráfico recolectado en días que no son 14 de febrero. O que lo son (la foto de ana mari se la he tomado a Jorge Fornés, no sé si es suya o no, pero me ha parecido muy tierna).

amor color

Anuncios

4 pensamientos en “Celebraciones de amor

  1. Jajaja, pues que Valentín más romántico has pasado! Es verdad que no hay que regalar para celebrar, hemos perdido la costumbre de celebrar sin más, por el hecho de ser felices o estar contentos. Y tener amor en tu vida es una excusa estupenda para celebrarlo a menudo, pero con más amor claro 😉

Los comentarios están cerrados.